Pink Flamingos

Pink Flamingos (1972)
John Waters


Delirante perversión, en los albores del nacimiento del Trash Comercial, John Walters nos propone un ejercicio de mal gusto en toda regla: escatología, sexo y algo de canibalismo para mayor gloria de Divine, el Camp-star de la década.

Divine, la autoproclamada persona mas immunda de la tierrra ( asquerosa, mierdosa, repugnante, según los matices escogidos) huye de Baltimore y se refugia en una caravana. Le acompañan su delincuene hijo, su senil madre y un putón de barrio que no me queda claro si es su hermana, su tía o qué. Pero no sabe que los malvados Marble pretenden arrebatarle el título de personas más asquerosas de la tierra. La guerra está servida.

Esta película no compensa ningún precio ni regalada. De hecho no conozco peor regalo para alguien apreciado que obligarle a ver este desperdicio, compuesto verdaderamente de desperdicios cinematográficos. No calificaría ni para gore de baja intensidad, se salva un pequeño acto de canibalismo pero nada más. En el aspecto escatológico destacan un par de zurullos estrategicamente colocados a más poder, exibicionismo y algunos genitales feos, feos.

Divine, la immundicia hecha carne.

Porque al final esto no es más que una pequeña estupidez al servicio de Divine, su fama de provocadora no da tregua y resulta tan irritante para los oidos como para los ojos, que ya es decir (y no voy a mencionar los otros sentidos por si acaso.) Su panda de frikis apenas le llega a la suela del tacón, monstruitos de poca monta al lado de la Diva del Camp. Se puede ver también como un ejercicio de provocación constante, que seguramente en 1972 sería algo fuera de série, pero hasta en eso está completamente superada.

Hombre + mujer + gallina = ¿?

Queda poco más que contar. Entre escenas malas y peores se queda todo. Sólo apta para estudiosos de Divine o nostálgicos trasnochados en rehabilitación. Espoiler: me he cortado con las imágenes. Salen bastantes genitales, anos y todo tipo de frases vomitivas. Por si no estais acostumbrados es mejor verla en ayunas. De nada.

Por su honrada estupidez, mis maleantes señores la califican como:


@ Absurda

@@ Bobalicona
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Para saber más: ¡¿Para qué?!

¡Qué Bello es Vivir!

It's a wonderful life (1946)
Frank Capra


Después de varios años en que no nos acompaña por Navidad, es el momento de hacer justicia a tan magna obra del fantástico. Ángeles y futuros alternativos en este desternillante drama constumbrista.

George Bailey ha sido el hijo perfecto, el hermano perfecto, marido perfecto y padre perfecto durante toda su vida. Pero cuando las deudas y la crisis quiebran su cordura decide suicidarse. Clarence, su ángel de la guardia, nos guiará a través de la vida de esta persona para valorar si se merece una seguna oportunidad.

Si algo tiene Capra es poder convertir un argumento soso, un personaje que de tan bueno dan arcadas, y un malo tan malo que estoy para ficharlo para el Círculo del Mal, en una película de excelente ritmo narrativo, poniendo el enfoque allí donde se necesita para cubrir todas las necesidades argumentales. Sus aptitudes humanas trascienden la moral convencional para convertirlo en un apóstol de los buenos ciudadanos, de forma que tras ver sus películas incluso nos sentimos capaces de ser mejores personas.

James Stewart se presentaba entonces como una opción más que lógica, el eterno bonachón y modelo a seguir por cualquier cultura civilizada. Habia que intentar algo realmente fuerte para ponerle en situación desesperada. Aquí es cuando entra el gran protagonista de la película, el malvado Potter (Lionel Barrymore), el eterno rival que esperará pacientemente su turno como ave de rapiña para hundir a nuestro bienamado protagonista a la primera ocasión.

El malvado Potter y George el Bueno.

Y para completar el trio de ases, Clarence, becario de ángel, entra en acción. Cual sacerdote de pueblo, no propone soluciones prácticas sino espirituales, ya que es el dogma de los ángeles aydarte pero tampoco mucho, que al final es cada uno el que decide por aquello del libre albedrío. Correcta actuación, aunque muy lejos de Stewart o el gran Barrymore.


El odioso angelito

Excelente ambientación en todas las epocas en que transcurre la película, buenas escenas de dramatismo y secundarios a porrillo para este carrusel de las buenas intenciones. Banda sonora ajustada al detalle para magnificar las emociones y apoteósico final con el triunfo de la virtud (y no es un Deus Ex Machina, que lo hace peor). Deslumbrante trabajo técnico el de Capra, lástima que con el subidón de azúcar que dan algunas de sus películas cuesta tomarlas en serio.

Cada vez que suena una campana, a un diablo le cortan un...

Sin pretender censurar los grandes mértitos de Capra y las lucidísimas actuaciones, el nivel de complicidad exigido al espectador se sale de escala. Es una pena que tanta calidad fuera puesta al servicio de una historia ñoña, infantilista y presuntamente moralizadora. Sólo apta para estudiantes de cine, acólitos de Capra y creientes en Papá Noel.

Por su antagónica función mis sensibleros Señores del Mal sentencian:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Para Saber Más:
Pues que no rascó ni un Óscar. Ese año (1947) se los llevó todos esta película.

Cypher

Cypher (2002)
Vincenzo Natali

Del director de Cube nos llega esta pequeña producción de puro technothriller, acción, tramas endiabladamente liosas y conflictos de personalidad para ilustrar una batalla por el poder en el siglo de la información.

Morgan Sullivan es un ejectutivo de Digicorp que quiere desertar para la empresa rival, lo que podría costarle la vida. Pero las pruebas mentales detectan peligrosas lagunas en su historia. Y una misteriosa persona le facilita todo tipo de información. Cuesta saber en qué bando estás cuando no puedes creer ni a tus propios ojos. 

Añadir vídeo Chyper se basa en un guión duro, de arquitectura cyberpunk, pero visualmente muy comedida en sus medios. En un poco habitual ejercicio de organización, cada minuto es una nueva pista que nos acerca más a desvelar la auténtica personalidad de los involucrados, sus metas y aspiraciones, que no son pocas ni pequeñas. Se le puede llamar de todo menos aburrida.

También hay "hombres de negro"

El papel protagonista de Jeremy Northam es de los buenos. No siendo un habitual de la ciencia-ficción (y de poca cosa en el cine en general) saca adelante el trabajo dificil y poco grato de un personaje que tiene que cambiar mucho durante todo el film. A su lado, la siempre jugosa Lucy Liu en un papel á lá Trinity/Molly que le va de perlas. Es el imprescindible toque de mala leche que le falta a la película.

No hay que meterse con Lucy Liu

El montaje y la dirección artística simplemente correctos, con una buena dosis de efectos audiovisuales en su parte final. Digno ejemplo de lo que hacer con una buena idea sin meterse en grandes problemas. Pese a que no ha tenido casi repercusión internacional, estamos ante un producto de primera categoría que apora mucho con su agradable mezcla de paranoia, acción, recontraespionaje y sorpresa final.

Por sus méritos y excesos, mis malevolentes lores la califican de:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

El hombre invisible

The Invisible Man (1933)
James Whale

Veterana película del fantástico, esta obra nunca pierde actualidad. A medio camino entre la fantasía, ciencia-ficción, terror o simplemente el psicothriller, esta adaptación del clásico de H.G. Wells nos muestra la espiral de decadencia del alma humana cuando pierde contacto con la realidad. No se engañen, no es un efecto secundario de un experimento fallido. Es lo que somos.

Jack consigió elaborar la fórmula para alcanzar la invisibilidad, pero algo salió mal. Su antídoto no funciona y debe seguir experimentando. Se recluye en un pequeño pueblo, lejos de conocidos y observadores de su fracaso hasta hallar la respuesta. Poco a poco algo empieza a cambiar. Tiene poder. Tiene impunidad para usarlo. Ya no necesita a la sociedad. Ni siquiera necesita un antídoto.

Con este planteamiento no es dificil simpatizar con el protagonista primero, temerlo luego y acabar aborreciéndolo. Su fluida narración, siempre en primera persona, detalla el complicado proceso mental de desligarse de sus congéneres, perder los vínculos y el interés en la sociedad y finalmente en las personas. Cuando la empatía queda anulada, toda relación funcional se basa en el poder, y en este caso el poder caracteriza al depredador. La historia del Hombre Invisible es una de las más aterradoras, premonitorias y bellas historias de la ciencia ficción clásica.


Gran inrepretación de Claude Rains, que pese a ser invisible aporta una gestualidad bién aprendida del cine mudo (debutó en 1920) y que ha encarnado a personajes tan dispares como el Príncipe Juan (Robin Hood, 1933), El Hombre Lobo (1941), el intrépido Capitan Renault (Casablanca, 1942), El fantasma de la ópera (1943), Julio César (1945) o Herodes (1965) aparte de ser un habitual de Hitchcock. El resto del reparto es bueno pero no tanto, a destacar Una O'connor en su papel de casera estricta.

Una O'connor

Película de corta duración, típico de la época, para ir al grano y no perderse en los detalles. Banda sonora al uso y montaje correctísimo. Las famosas escenas de 'invisibilidad' son todo un lujo y los recursos cinematográficos, si bién no innovadores, son cuidados al detalle. Méritos aparte, que los tienen muchas obras de la época, le dedicaré un comentario algo más profundo.

Cuando baja el telón y reflexionamos lo visto, uno no puede más que preguntarse qué es lo que hace que alguien se vuelva invisible. Porque este tema queda deliberadamente fuera de la película, que es la mejor forma de resaltarlo. Id con cuidado si veis pisadas en la nieve, una sombra en la pared o un perro ladrándole a la oscuridad. Él puede estar... ahí.

Por ello, mis invisibles pero omnipresentes señores del Mal, la califican de:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica



Para Saber Más: La odiosa secuela de los 90 nos muestra a un hombre que enloquece a causa del poder. No entendieron nada de nada.

Capricornio Uno

Capricorn One (1978)
Peter Hyams

En una época de exceso de información, todo nos parece verosímil. Bush hundió las torres gemelas, los cocodrilos campan a sus anchas por las cloacas y a un amigo mio se le apareció una chica antes de una curva. Uno de los mayores hoax de internet intenta demostrar a toda costa que, en realidad Neil Amstrong nunca llegó a la luna y que lo filmaron todo en un estudio. Me parece uno de los más divertidos, pues es de lo que trata Capricornio Uno.

El Capricorio Uno, la joya de la NASA, se prepara para el primer viaje a Marte. Pero la tripulación es evacuada de la cápsula pocos segundos antes del lanzamiento y trasladada a una base secreta del gobierno, con un completo estudio cinematográfico incluido. Y es que cuando un proyecto tan colosal y caro se pone en marcha, el fracaso no es una opción. Siempre hay un plan "B".

Para empezar, quede claro que no estamos ante ciencia-ficción, esto va de política, conspiraciones y persecuciones. Eso si, con un trasfondo donde los trajes de astronauta y los emblemas de la NASA juegan su papel. Correcto guión del própio Hyams, dirección cuidadosa, pero que no puede ocultar lo ariesgado del planteamiento. Dentro del panorama de thriller pues cumple las expectativas.

Cuidadosa recreación marciana.

La parte más interesante del film es la agobiante persecución de los testigos del fraude por el desierto. Escenas desoladoras, agobiantes, arriesgadas, y meritórias. Personajes no muy desarrollados, simplemente fucionales, al servicio de esta miniatura de acción bastante inédita. La banda sonora es adecuada y la dirección artística repinta decorados aceptablemente realistas, peró el mérito es el masivo uso de exteriores. Como producción de estudio sería mucho menos apreciable.

El contrapunto al juego del gato y el ratón está en la otra cara de la moneda, la investigación en caliente de los que se huelen las conspiraciones antes que el beicon frito. Aquí la história es algo más previsible y tópica. Abunda en el exceso de secundários y tramas algo frívolas, pero pasa rápido. El final, trepidante escena de acción bién realizada, tiene personajes interesantes como el fricazo piloto de helicóptero, un auténtico hallazgo.

Meritorias escenas de acción

Sólo comentar con pesar que la historia daba para más, especialmente enfocando el terreno de la ciencia-ficción con un poco más de ganas. Hyams se corrigió posteriormente, pero no estoy seguro de que para bién. Para los amantes de las curiosidades, tenemos al conocido actor, deportista y presunto asesino O.J. Simpson en un papel protagonista.

Por los arriesgados planteamientos y acción contínua, mis malvados amos sentencian:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica



Para Saber Más: Hay un remake previsto para 2010. Se desconoce su propósito.


Conspiración en la Red

Antitrust (2001)
Peter Howitt

Aterrizamos de lleno en la era de la información para presentar un psico-thriller tecnológico sobre un malvado vendedor de software con un gran monopolio capitaneado por Tim Robins y un grupo de emprendedores con pinta de geeks linuxeros abanderados por Ryan Phillippe.

Milo Hoffman, un joven prodigio del software, es reclutado en persona por el gurú de la informática mundial. Un salario de lujo, coches y todos los caprichos a cambio de un trabajo creativo, innovador y revolucionario. ¿Se podría pedir algo más? Pero los cuentos de hadas no existen y no se puede hacer una tortilla sin cascar algunos huevos. El mundo de la informática es digital, o eres un '1' o eres un '0' . Vives o Mueres.


Estamos ante una película sorprendentemente agradable, pese a ser un producto de consumo sin mayores retos. Efectivo, ágil, el guión sortea las inconsistencias y desmadres tecnológicos para dar un aire de credibilidad a los personajes. Mezcla con habilidad mitos y leyendas urbanas de reciente actualidad, ideas que no por falsas son menos temibles, para ambientar los papeles principales en una batalla psicológica en la línea del psico-thriller clásico.

O no tan clásico. En este caso cambiamos el sujeto habitual del género (mujer blanca, joven, soltera o separada, el paradigma de la indefensión, hostigada por varones seductores) por un decente papel de Ryan Phillippe, candidato a teen idol con gafas, de porte geek y a la última moda, que se las verá con dos antagonistas que le dan bastantes vueltas, Claire Forlani y Rachel Leight, en los papeles de amante protectora y amiga con intereses.

¿A quién le amarga un dulce?

Pero el papel estelar queda reservado a nuestro particular malvado. Fundó un imperio desde su garaje y ahora, cual villano de Spectra, va a por el mundo. Espléndido trabajo de Tim Robbins, encarnando esta versión algo psicópata del gurú de los ordenadores. Los mejores momentos de la peli son, sin duda, los duelos psicológicos entre un consagrado actorazo y un joven que prometía y que más o menos va haciendo. No os lleveis a engaños, sin Tim Robbins esto no habría funcionado ni la mitad.

A nadie se le escapa el parecido de Tim Robbins con...

La trama no es muy consistente con el escenario actual, hay que poner mucha fé para no escandalizarse ante algunas de las barrabasadas tecnológicas y sociales que cometen. Pero en el fondo de lo que se trata es de plasmar los mitos de las nuevas tecnologías en los albores del s XXI. Y en este aspecto la lista es bastante larga: Código Abierto, los Monopolios, el mito del Garaje, los malos usos de los datos personales, los peligros de los piratas informáticos y el poder de la información. Todo junto y bién mezclado parece que tenga sentido, si no miramos mucho.

También la dirección artística, muy en segundo plano, es una ayuda. El espectador avizor encontrará numerosas referencias aciertadas: ordenadores corriendo Gnome, personajes con un Red Hat (en la cabeza), mucho y bastante verosimilitud. Incluso alguna referencia solapada a Hackers (1995), el número 47 o los anuncios comerciales de Microsoft (vaya, aún no había salido la palabra...). Las conferencias del magnate parecen más las de Steve Jobs (Apple) y los toques tecno-geek como los cuadros digitales están bién llevados.

Para montar tu empresa en un garaje, antes hay que sacar las bicicletas.

En resumen, todo bueno, salvo la improbable historia de fondo. Peli para lucimiento de las cuatro personalidades implicadas, papeles interesantes bién llevados y alguna escena de tensión bastante buena, si seguimos el juego de creernos las premisas. Final apañadito algo previsible y reparto de caramelos para los niños buenos. Y como dicen en la peli, "nunca subestimes la visión radical". Un agradable toque paranoico para marcarse alguna distancia más con las trilladas pelis de buenos y malos.

Por su capacidad de síntesis, desparpajo y meterlo en un empaquetado comestible, mis oscuros amos dictan sentencia:

@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Para saber más:
Trailer en YouTube

El Señor de los Anillos (1978)

The Lord of the Rings (1978)
Ralph Bakshi

Hoy toca un paréntesis en la ciencia-ficción para dar un repaso a una ambiciosa animación rotoscópica de fantasía literaria. Pasaron los años y las estaciones, y después de que el guión circulase infructuosamente por Disney (menos mal), Kubrik (??) y Boorman (pretendia meterlo todo en 100 minutos), cayó en manos del ser que menos cabía esperar: Ralph Bakshi, ya conocido en el mundo de la animación por sus innovadoras concepciones, y Saul Saentz, un productor independiente, juntaron dinero y valor para urdir la primera mitad del proyecto.

Cuando el anciano Bilbo se jubila y deja atrás La Comarca para acabar su libro en Rivendel, no es consciente del terrible legado que deja atrás. Pues un objeto de gran poder hallado en sus viajes ...
Bueno, creo que nos podemos saltar esta parte. Si alguien no sabe de que va la historia, que se ponga las pilas. Por cierto, que chulada de póster.

Y ahora, a ver como me las apaño para poner esto en contexto cinematografico sin ser demasiado Tolkeniata. Creo que me he metido en un jardín del copón.

Es imprescindible empezar explicando el bonito proceso que hizo posible los mejores momentos de la producción. Escenas filmadas con seres reales en blanco y negro, posteriormente ilustradas encima y mezcladas con el metraje puramente de animación y los fondos artísticos, eventualmente con otra capa posterior para los efectos visuales (toma ya!) y todo junto y bién mezclado por arte de rotoscopia. (No me pregunten de que va, para mí es simplemente magia).

Estos efectos por separado no tienen nada de nuevo, pero su utilización conjunta y selectiva según el personaje o la escena, crea un efecto de animación "3D" bastante resultón. Así nace un producto casí único en su género que sólo por esto ya merece la pena ver más de una vez.

En este caso es obligatorio dar una muestra:

¿Dibujos animados?

La animación de los personajes "dibujados" está algo menos trabajada en los detalles, se centra exclusivamente en el óvalo facial y matiza las expresiones, miradas y pensamientos. Aquí hay un trabajo bastante bueno, pero el detallismo no pasa de eso, todo lo demás es dibujo sencillo sin alardes.

La adaptación cinematográfica es coherente y sólida, pero algo vacia. Los diálogos son practicamente transcripciones originales, con algún que otro añadido explicativo. Esto permite una narración reposada, con tiempo para planos abiertos, y desgranada poco a poco en las más de dos horas de metraje sin meter prisa al espectador. En este aspecto tiene el mismo ritmo que la obra original, pesadita al principio y vertiginosa al final. Y como digno colofón, la batalla de Helm's Deep contiene toda épica necesaria para saciar al espectador más exigente y una buena dosis de sangre extra para aclarar que no es una obra infantil.

el enano parece más alto que el elfo, ¿no?

Pero la tajante literalidad no ahonda en los complicados personajes, que los pintan bastante planitos. Aquí les faltó algo de habilidad para destacarlos un poco, muchos de los interesantes se desarrollan poco y por tanto algunas escenas clave pasan muy desapercibidas. No se molestaron mucho en entrar en la filosofía del tocho, eso está claro. Sirva esto como ejemplo sumario de que una buena fotocopia no es siempre una buena adaptación.

Otro cantar es la própia Tierra Media. El poder, la maldad y la virtud se hallan en la tierra, tienen una historia y unos mitos, sus raices cavan hondo y modelan el mundo. Es aquí donde la dirección artística se merece una palmadita en la espalda. Si bién el imaginario colectivo de Tolkien ya estaba siendo plasmado por ilustradores como Alan Lee o John Howe, el mérito aquí es de Bakshi, que nos da su visión personal. Y nada desacertada, pues algunas de sus escenas y planos sí que se han convertido en referencias culturales para posterior uso y disfrute. Algunas fueron posteriormente reusados por Peter Jackson (2001) a modo de homenaje.

Uno de los pequeños homenajes al imaginario de Ralph Bakshi

La parte más polémica reside en la peculiar visión de algunos personajes. Atreverse a plasmar un ser puramente imaginario como un Balrog o un elfo (que no están minuciosamente descritos en la obra original) requiere poner una lectura propia que puede no gustar a todo el mundo. Algunos son un acierto total, como los orcos y espectros, en cambio otros son muy arriesgados y al límite entre la libre interpretación y tirarse de la moto.

El Orco es muy majo. El Vikingo, nadie diría quién es.
(Por los cuernos bien podría ser de los malos)

La banda sonora de Leonard Rosenman merece una mención por el excelente trabajo de integración en la película. Algunas de las canciones como el tema "Mithrandir" son una pequeña alegría para los oidos. El oscuro tema "Isengard", a falta de lenguaje para interpretarlo, se creó a base de palabras inventadas y nombres "al revés" para darle tono satánico. Y el estribillo, ideal para tirar del hilo narrativo y acompañar los excelentes planos del viaje.

En resumen, la presa no era fácil (por decir algo) y los logros fueron muchos. Pese a no tener un éxito rotundo en salas comerciales fue probablemente el VHS más copiado y pirateado de la década. No sabemos porqué se canceló la segunda parte y nos quedaremos con las ganas, porqué aunque se haga en el futuro, no será lo mismo.

Por ser más de lo esperado y menos de lo deseado, mis malignos señores sentencian:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica



Para saber más:
Repaso a cuchillo por un Tolkeniata