La Ciudad de Oro del Capitán Nemo

Captain Nemo and the Underwater City
James Hill (1969)

Tercera gran aparición de Nemo en la gran pantalla, esta vez como protector de su proyecto de civilización pacífica y avanzada, aunque a costa de eliminar algunos derechos como el de la libertad de movimientos. Con un proyecto caro, de bellos escenarios submarinos y usando nombres populares, la MGM dio lugar a una aventura bastante banal, previsible, tópica y moralizante.



Cuatro náufragos son rescatados por el Capitan Nemo y trasladados a su ciudad submarina. Esta ciudad, autosificiente y tan hermosa que nadie pensaría en abandonarla es también una carcel, ya que su secreto debe ser conservado a toda costa. Y como siempre hay algún listillo con ganas de sacar provecho los problemas no tardan en aparecer. Un diplomático honrado, un claustrofóbico y agobiado businesmen, y un par de chorizos buscarán su camino a la libertad.

Aparte de ser una temática accesible y fácil para todos los públicos, ya que el género de la fuga es mas que conocido, no hay aquí prácticamente nada que destacar. El famoso Capitán Nemo, convertido en un inglés aristócrata y acomodado que dirige su ciudad con bondad y rectitud, explica las terribles maldades del mundo de las que el se ha liberado en su paraiso privado.


Lo mejor: una bonita escenografía submarina, algunas carreras de submarinos y el clásico pulpo gigante que suele aparecer en estas películas, incluso la idea bastante hippie de la comunidad autosostenida y reciclada basada en valores naturales y de convivencia con el medio.


Lo peor: terriblemente moralista. La supervivencia de cada personaje es directamente proporcional a su rectitud moral. El rebelde muere a la media hora y el codicioso muere por su avaricia, mientras que los de valores honrados se salvan.

Lo mas cachondo: El Capitan Nemo dispone en su ciudad de una maquinita que haría las delicias dle mundo entero: un cacharro que convierte agua de mar en agua dulce, aire respirable y que como único resíduo genera... Toneladas de Oro puro!! Chúpate esa, Einstein!

H20+NaCl --> H20 + O2 + Au + Au + Au ...

En fin, con absurdos como estos y un final de esos Deux ex Machina nos despedimos de este aleccionador cuento infantil centrado en las alturas y bajezas del ser humano, a una escala bastante infantil desde luego.


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

2 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Mm, desconocía esta pelicula. Veo que estás siguiendo al capitán Nemo en sus andanzas cinematográficas, creo que aún te debe quedar algún cartucho...

Un saludo

Lucifer, Becario del Mal dijo...

En efecto me ha pillado, hay previstas un par mas de entregas sobre Nemo, a cada cual mas estrafalario. saludos!