Siempre nos quedará San Francisco

Llegadas, Despedidas, Recuerdos, Colegas, Talento, Cañas, Viajes, Risas, Sudor, Victorias, Cenas, Pragmatismo, ... esto costará de olvidar.

A los que son, fueron y seran: Siempre nos quedarán las calles de S.F.


José Gonzalez
Heartbeats

Finales de Cine (VI)

Tarantino-Rodriguez Live
(Kill Bill vol-2 Malagueña Salerosa)

Lo dije por aquí y por allá, volvió a aparecer el tópico en la lista del Desafio del Cinéfilo (y con muchas coincidencias en este punto, con los mas selectos bloggers) y además va que ni pintado para esta sección de Finales de Cine, aunque reconozco que tenía mis dudas ya que esto va después del final. Pero buscando un poco mas me encuentro con esta joya en vivo, otra ocasión para reverenciar al tándem Tarantino/Rodriguez y para chinchar a sus muchos detractores.

En este caso podemos apreciar las cualidades vocales de tragarse 8 compases (y compases larguitos, de 6:8 creo) en la nota alta, con una mas que aceptable realización:






Esta "Malagueña Salerosa" es otro robado de la cultura popular mejicana (mayormente), aunque de origen mas bien incierto, reclamado desde varios paises, que ha pasado por las manos de Paco de Lucía, Los Panchos, José Feliciano y hasta ¿Nana Moskouri? (a mi no me pregunten, lo he leido en wikileaks). El caso es que esta amalgama de ranchera/malagueña/vals cayó en las manos de Rodriguez y se lo quedó para su banda de tejanos llamada 'Chingón' cuya traducción omito sin mas y que se convirtion en los 'Closing Titles' mas alabados de este siglo, vamos que es a los Closings lo que Watchmen a los Openings, pero de eso si acaso hablamos otro dia.

Ya para la anécdota, fue la música del 8º dia de la misión Discovery STS-120 de la NASA a la Estación Espacial Internacional, allá en el 2007, supongo que para arreglar esa junta de la chisfarria que se suelta cada dos por tres o a darse el garbeo espacial que fuera pertinente, sumándose al casi centenar de temas que han tenido el privilegio de ser retransmitidos al espacio de forma premeditada y así redimir la imagen de la tierra a los ojos de la primera cultura alien que empiece a sintonizar toda la basura radioelectrica que soltamos cada día.

(Si luego vienen los aliens de "mala onda" la culpa es de Tarantino, para variar)

Pues lo dicho, otro temazo de los que son posibles gracias a la magia del cine, no me queda decir nada mas que citarme a mi mismo y reenlazar con los créditos que como excepción no me hicieron pensar "¿Y hay alguien que cobra por 'esto'?"

Hasta aquí, la parte fácil. Para la próxima entrega, un hueso duro de roer: Watchmen.